19 Sep, 2018 - 12:00  - Unregistered? Register for a user account
 

Dejá tu huella

Firmar

Menú principal

·  Inicio


  • INFORMACION DISPONIBLE

  • ·  Advocaciones
    y Temas a Tratar

    ·  Galería Multimedia
    ·  Rezo del Rosario
    ·  El Evangelio del Día
    ·  Top 10


  • RECURSOS
  • ·  Noticias
    ·  Publicar
    ·  Libro de Visitas
    ·  Descargas
    ·  Lista de Miembros
    ·  Recomiéndanos
    ·  Enlaces


  • SOPORTE
  • ·  Preguntas Frecuentes
    ·  Buscar


  • ------
  • ·  Secciones
    ·  Análisis

    Categorías

    ·  Catequesis Mariana
    ·  Consagraciones
    ·  Himnos
    ·  Historias
    ·  Letanías
    ·  Meditaciones
    ·  Noticias
    ·  Oraciones
    ·  Poesías

    En línea

    Actualmente hay 22 invitados y 0 usuarios registrados en línea.

    Puedes loguearte o crear una cuenta nueva aqui.


    Bienvenido a LaVirgenMaría.com.ar

    Ahora LaVirgenMaría.com.ar cambió de imágen. Una página renovada y más dinámica para que todos puedan participar y compartir el gran amor hacia nuestra Madre.

    En este nuevo sitio encontrará noticias actualizadas, distintas secciones, vasta información de la Virgen María y muchas novedades más.

    Además, REGISTRÁNDOSE gratuitamente, tendrá la posibilidad de acceder a un foro en donde dejar su opinión, podrá descargar archivos e imágenes, publicar su propia noticia, enviar comentarios y mensajes privados entre usuarios, y AYUDAR a que este lugar CREZCA.
    ¡GRACIAS! por acompañarnos en este esfuerzo para difundir y hacer llegar a cada persona el amor maternal que La Virgen María tiene por cada uno de nosotros.

    ¡Necesitamos de la participación de todos!

    No dejen de enviarnos sus noticias, artículos, imágenes o cualquier otra cosa que crean útil para el sitio. Si todos participamos podemos hacer de este lugar un gran centro para encontrar buena y variada información de la Santísima Virgen. Además, no se olviden de pasar por el foro y dejarnos sus opiniones o compartir algo con el resto de los miembros. No queremos que este sitio sea sólo un sitio más, sino uno que sirva de punto de encuentro y unión de toda una comunidad. ¡Suerte!


    Historias :Nuestra Señora de Luján - Inicios de la advocación

    Miércoles, 29 Mayo, 2002 - 05:29 , (7822 lecturas)

    Fiesta Central: 8 deMayo

    La historia de la devoción a la Virgen María bajo la advocación de "Luján", en las comarcas del Río de la Plata, se remonta al año 1630, cuando dos imágenes traídas desde el Brasil fueron cargadas en el puerto de Santa María del Buen Aire sobre una de las tantas carretas que pacientemente hacían el recorrido entre Buenos Aires y el norte del País. La crónica se presenta así:...

    _TPLa crónica se presenta así: Un portugués afincado en Santiago del Estero quiso levantar una capilla en la cual se pudiera celebrar misa y, a la vez, honrar a la Virgen Santísima en el misterio de su Inmaculada Concepción. Este portugués, llamado Farías, pidió a un amigo suyo, probablemente Andrea Juan, marino de profesión, que le enviara una imagen de la Purísima, adquirida en una de las imaginarías de renombre que existían en Sao Paulo. El marino Andrea Juan contestó a su amigo de Santiago enviándole, en sendos cajones, dos imágenes de la Virgen: una de la Inmaculada, otra de la Virgen con el Niño. El convoy salió de la ciudad fundada por Garay cincuenta años atrás (11 de junio de 1580). De los dos caminos que conducían a Córdoba, el viejo y el nuevo, el convoy tomó por el camino viejo, actual ruta 8. Pasó la segunda noche en la estancia de Diego Rosendo, que lindaba con el camino viejo real y estaba en esta banda (sobre la margen derecha) del Río de Luján. Al amanecer del tercer día la caravana que se dirigía a Córdoba de Tucumán, no pudo salir del lugar, pues la carreta que llevaba las dos imágenes no arrancó de su sitio, por más yuntas de bueyes que le uncieran. Después de muchos esfuerzos, los intrigados arrieros bajaron el cajoncito que contenía la imagen de la Inmaculada, y la carreta arrancó como pluma que lleva el viento. Los conductores del convoy comprendieron entonces que Dios quería que esa imagen, que empezaba ya a obrar portentos, no siguiese el itinerario fijado, sino que permaneciese en esos parajes. Así lo interpretaron. Así lo hicieron. Juzgaron inútiles los esfuerzos que hacían para mover la carreta, después de diversos intentos por cargar la Imagen. Esto es lo que se llamó "La detención de la carreta" o "El Milagro de Luján". (La Imagen representa el misterio de la Inmaculada Concepción, es pequeña, de "terra cotta", de 38 centímetros de altura. Tiene sus manos juntas ante el pecho.Está sobre nubes, rodeada de ángeles.) La Sagrada Imagen impactó a aquellos sencillos carreteros, incapaces de inventar semejante hecho. Y lo suficientemente realistas y hombres de Fe para descubrir el "paso" de Dios en ese "paso" del río Luján. Los arrieros llevaron la Imagen a la casa vecina de la estancia, que era de don Diego Rosendo. Luego prosiguieron su viaje sin tropiezo, conduciendo la otra Imagen, conocida como "Nuestra Señora de la Consolación" y que se venera hoy en Sumampa, de Santiago del Estero. Divulgado el Milagro de la carreta, los campesinos y viajantes principiaron a venerar a la Virgen Santísima en esa Imagen, cuya fama fue propagándose en los alrededores y, seguramente, a lo largo del "camino viejo", en todas las postas frecuentadas. Los Rosendo levantaron una pequeña capilla que pronto se convirtió en centro de romerías. Al cuidado de la Imagen dedicaron un negrito oriundo de Africa, llamado Manuel, quien sirvió a la Virgen cerca de medio siglo. Algo más de treinta años después esta capilla, por diversas razones, fue quedando en despoblado (1662-1671). Aquí aparece un personaje de gran interés en esta segunda etapa de la Sagrada Imagen. Temerosa de la indiada y del abandono del lugar. Doña Ana de Matos compró al Cura de la Catedral de Buenos Aires, Don Juan de Oramas (heredero de los Rosendo y a quien correspondía jurisdiccionalmente la atención espiritual de dicha Capilla), la Milagrosa Imagen, y la trasladó a su hacienda, situada en la actual ciudad de Luján (1671). Con el tiempo, y con la ayuda del Mayordomo de la Virgen, Manuel Casco de Mendoza y el Capellán Don Pedro de Montalbo, curado milagrosamente por Nuestra Señora, levantó una capilla apropiada. A todo esto, la Imagen había empezado a ser llamada "La Virgen de Luján", del nombre que ya tenía el río, en cuya orilla quiso Ella quedarse. La Virgen de Luján no dio su nombre al río sino que lo recibió de él, pues este afluente del Río de la Plata había sido bautizado "Luján" por Don Pedro de Mendoza en 1536, en memoria de su sobrino el capitán Pedro Luján, muerto por los indios en las orillas del mismo. Años después, en 1681, Mons. Antonio Azcona Imberto, Obispo de Buenos Aires (1676-1700), constituyó la Capellanía de Nuestra Señora de Luján. Este Obispo nada dijo en contra del culto a la Sagrada Imagen. Aún más, implícitamente lo reconoció al crear dicha Capillanía. El 14 de octubre de 1979, Mons. Espósito, Obispo de Zárate-Campana, bendijo un templete dedicado a la Virgen de Luján, rememorando el lugar propio del "Milagro" a la altura de Villa Rosa (Pilar), a 30 kilómetros río abajo desde la actual ciudad de Luján. Hasta aquí, los puntos fundamentales del relato lujanense.
    Nuestra Señora de Luján
     Mandar por e-mail este artículo Enviar esta historia a un amigo | Imprimir este artículo Versión imprimible

    Galería Multimedia

    Nuestra Señora del Rosario de

    Nuestra Señora del Rosari

    ...Frase...

    Es en silencio como Jesús siempre nos espera. En ese silencio Él nos escuchará; es ahí donde hablará a nuestras almas y es ahí donde oiremos su voz, ahí encontraremos una energía nueva y una verdadera unidad para realizar bien todas las cosas en la unidad de nuestros pensamientos con los suyos.

    -- Madre Teresa de Calcuta

    Información relacionada


    La noticia más leída en relación al tema Nuestra Señora de Luján:
    Oración a la Virgen de Luján

    Entrar en Tu Cuenta





     


     ¿Has perdido tu contraseña?
     ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!


    Importante: Por decreto de la Santa Congregación para la Doctrina de la Fe (aprobado por el Papa Paulo VI el 14 de Octubre de 1966) ya no es más necesario el Nihil Obstat ni el Imprimatur para publicaciones que tratan de revelaciones privadas en tanto no contengan nada contrario a la fe y la moral. Para leer el decreto haga clic aquí. Todos los logos y marcas registradas en este sitio son propiedad de sus respectivos dueños. Los comentarios son propiedad de quienes los publicaron, todo el resto propiedad de LaVirgenMaría.com.ar. Si se ha publicado algo de su autoría sin el correspondiente permiso por favor comuníquelo al instante para su corrección. LaVirgenMaría.com.ar, Buenos Aires, Argentina.

    botname Other